Cómo utilizar un plug anal

Cómo utilizar un plug anal

Si recién te estás iniciando en el mundo de los juguetes eróticos, seguramente sentirás una enorme curiosidad con respecto al llamado “tapón anal” o “plug anal”. En este artículo solucionaremos todas tus dudas con respecto a este objeto de placer.

Qué es un tapón anal

Un plug anal es un juguete erótico que sirve para estimular la zona anal. El sexo anal puede ser intensamente satisfactorio, tanto para los hombres como las mujeres, junto con el clítoris, el ano es la parte del cuerpo que más terminaciones nerviosas tiene.

Pero, debido a prejuicios, información errada o desconocimiento, muchas personas, sobre todo hombres heterosexuales, no se animan a practicarlo.

No obstante, si eres hombre, es importante que sepas que el punto P masculino, es decir la zona más erógena de tu cuerpo, se encuentra en el ano, así que olvídate de las estupideces o de los mitos absurdos y disfruta al máximo de tu sexualidad ¡No te volverás gay por estimular tu punto P!

Los tapones anales tienen una forma de piña, la mayoría está revestido en silicona y poseen un cable que los conecta a un mando o control, a través del cual se podrá manejar la vibración del juguete. Todo depende del tipo de plug anal que escojas pero normalmente tienen aproximadamente 20 patrones de vibración y funcionan con dos pilas pequeñas.

Lo novedoso de este objeto es que la vibración no se produce simultáneamente en toda la superficie del plug, sino que vibra por sectores, provocando una estimulación más intensa.

Cuándo es bueno utilizar un plug anal

Este juguete es ideal para aquellos y aquellas que recién están teniendo sus primeras experiencias con el sexo anal, y todavía no se animan a una penetración profunda; y también es bueno para aquellos que ya son expertos en el tema pero que quieren intensificar las sensaciones.

Sin embargo, antes de utilizar un plug anal, los completamente inexpertos pueden empezar por algo un poco más pequeño que los ayude a perder el miedo y entar en confianza. Para estos casos, no hay nada mejor que utilizar el dedo, ya sea tuyo o el de tu pareja. En las tiendas eróticas encontrarás un set especial para este juego o actividad que suele incluir un guante para dedo y lubricantes anales.

Un plug anal está especialmente diseñado para que plasmes en la realidad cualquiera de tus fantasías. Puedes utilizarlo en la ducha y además en su base posee una ventosa para que puedas fijarlo a la pared y jugar tu solo.

Por otra parte, los plugs vienen con una pieza de plástico con un sujetador. Si colocas el mando del tapón anal en esta pieza, podrás engancharlo en la cintura de tu panatalón y salir con tu juguete a la calle.

Cuando dejes de utilizar este objeto, recuerda que debes lavarlo correctamente. En la actualidad, todos los juguetes pueden ser lavados con agua y jabón pero siempre es recomendable, y sobre todo en este juguete que se utiliza en una zona poco higiénica del cuerpo, utilizar un limpiador especial para juguetes porque contienen desinfectantes adecuados.

Productos que complementan un plug anal

¿Todavía tienes dudas o temores? En ese caso puedes utilizar los llamados relajadores anales. Se trata de un gel que tiene componentes que ayudar a dilatar la zona anal para que no sientas molestias ni dolor.

Los relajadores o dilatadores anales tienen una base acuosa, es decir que son compatibles con cualquier juguete que desees utilizar incluidos los preservativos.

¿Cómo se utilizan los relajadores anales? Simplemente tienes que aplicar el producto en la zona anal antes de comenzar con el juego sexual. Son productos que no suelen provocar ninguna reacción alergénica, no obstante, siempre es recomendable aplicar antes el relajador en la muñeca y aguardar un par de minutos para asegurarnos de que no haya ninguna reacción en nuestra piel.

Si visitas cualquier tienda erótica o SexShop, encontrarás una inmensa variedad de tapones anales, existen plugs de diversas formas, materiales, colores y tamaños. Escoge el que más te agrade y permítete disfrutar al máximo de tu sexualidad.